Salir a flote

A menudo se habla del estrés post-traumático que aparece en las personas que han acontecido algún suceso difícil en sus vidas, pero pocas veces oímos hablar del crecimiento post-traumático. Es decir, del hecho de que uno salga fortalecido tras haber vivido una situación adversa.

Algunos hablan de la resiliencia como uno de los factores clave para alcanzar ese crecimiento.

En términos generales, la resiliencia es la capacidad de una sustancia o de un objeto de volver a su estado normal tras un estiramiento, doblamiento o compresión. En las personas en cambio, puede entenderse como un rasgo de la personalidad o como un proceso en el cual se dan adapaticiones positivas frente a la presencia de la adversidad o el riesgo.

Según los investigadores Lepore y Revenson la resiliencia consta de 3 dimensiones: la resistencia, la recuperación y la reconfiguración:

  • La resistencia se refiere al hecho de mantenerse intacto ante la adversidad.
  • La recuperación hace referencia al hecho de verse afectado por la adversidad pero que paulatinamente se logre volver a una situación de normalidad.
  • La reconfiguración trata acerca de verse, no sólo afectado ante la adversidad y lograr volver a la normalidad, sino que además dota al individuo de una nueva visión del mundo, mejor o peor de la que tenía antes.

Una de las claves para que se dé ese crecimiento post-traumático está en intentar alcanzar ese estado de reconfiguración en la que uno salga a flote viéndose más fuerte y con más confianza que la que tenía antes de vivir ese acontecimiento negativo.

 Trevor-Francis-scores-v-Villa-1976

Si alguien estuviese interesado en este tema, aquí os dejo algunas referencias:

Lepore, S.J., & Revenson, T.A. (2006). Resilience and posttraumatic growth: Recovery, resistance, and reconfiguration. In L.G. Calhoun & R.G. Tedeschi (Eds.), Handbook of posttraumatic growth: Research and practice (pp. 24–46). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.

Luthar, S.S., & Cicchetti, D. (2000). The construct of resilience: Implications for interventions and social policies. Development and Psychopathology, 12, 857–885.

Jones, G., Hanton, S., & Connaughton, D. (2007). A framework of mental toughness in the world’s best performers. Sport Psychologist, 21(2), 243.

Rees, T., & Hardy, L. (2000). An investigation of the social support experiences of high-level sport performers. The Sport Psychologist, 14, 327–347.

Strumpfer, D.J.W. (1999). Psychosocial resilience in adults. Studia Psychologica, 41, 89–104.

MacNamara, Á., Button, A., & Collins, D. (2010). The role of psychological characteristics in facilitating the pathway to elite performance. Part 2: Examining environmental and stage-related differences in skills and behaviors. The Sport Psychologist, 24(1), 74-96.

Anuncios