Disciplina

La disciplina se trabaja día a día. Sin prisa, creando hábitos y conductas que propicien que, a la larga, podamos alcanzar aquello que nos proponemos. La constancia es una virtud y no debemos apresurarnos.

El filósofo griego Epicteto (que nació esclavo y obtuvo su libertad) decía que debemos superar un largo invierno de entrenamientos y no precipitarnos para las cosas que no estamos preparados.

Disciplina, constancia, paciencia y preparación. Continúa con tu propósito y no desistas.

Anuncios