Dime quién te inspira.

Recientemente, durante la cena, mi mujer me contó una anécdota que le había ocurrido en una de sus clases. El día anterior había pedido a sus estudiantes de 13 y 14 años que escogiesen a un personaje que les inspirase admiración para que hablasen de él en público durante 60 segundos.

Como ocurre cada vez que propone esta actividad, en esta ocasión tampoco faltaron personajes famosos como Leo Messi o Barack Obama. Sin embargo, a veces los alumnos hablan de personajes menos conocidos que por una u otra razón han dejado huella en ellos. En esta ocasión le sorprendió gratamente que una joven eligiese a la piragüista Maialen Chourraut como inspiración. Más aún tras argumentar que lo que más le había impresionado de Maialen era que había logrado ser campeona olímpica tras haber sido madre tres años antes, y de lo difícil que debía ser conciliar ambas facetas con éxito: ser madre y ser la mejor palista del mundo.

Mientras terminábamos la cena, ambos estuvimos de acuerdo con dos lecciones que podíamos extraer de aquella anécdota. Por un lado, la influencia positiva que puede tener una hazaña como la de Maialen en nuestros jóvenes. Y por otro, la madurez y la capacidad de reflexión que pueden llegar a tener los jóvenes de esa edad.

El escritor Francisco de Quevedo dijo una vez que lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura.

Ayudemos pues a nuestros jóvenes a que conozcan las historias de personas que con sus actos de perseverancia, capacidad de superación y honestidad les influyan positivamente para toda la vida.

Anuncios